|  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Artículo ~

La logística inversa como aspecto clave para la actividad comercial

15-04-2019

La logística inversa es un concepto que ha tenido mucho eco últimamente, a consecuencia de los avances de las tecnologías de la comunicación. Y es que las redes sociales e Internet han propiciado que, junto a las nuevas oportunidades de negocio que ofrece el eCommerce, también hayan surgido necesidades logísticas muy concretas y específicas, que las empresas del sector deben afrontar con rapidez, eficacia y eficiencia. Para El Grupo Moinsa, empresa referente en intralogística, equipamiento comercial e ingeniería logística, este aspecto se ha vuelto clave para su actividad comercial.

La característica principal de la logística inversa es que se encarga del flujo de materiales en un sentido inverso al tradicional. Es decir, del fabricante al distribuidor, y de ahí al cliente o consumidor final. La logística inversa cubre las necesidades de devolución y retorno de materiales, a su punto de origen para su reaprovechamiento, o procesamiento y reciclaje para que reciban el tratamiento pertinente.

Actualmente, en entornos eCommerce, el comercio B2C (compañía-cliente) se ha expandido enormemente, convirtiendo la logística de devoluciones o de retorno en un elemento clave en la planificación de la cadena de suministro. De ahí que entre los grandes retos que afronta la logística de retorno, estén la reducción de costes y tiempos: cada vez más, los consumidores entienden que las devoluciones deben ser gratuitas (con los costes a cargo de la empresa), y así se refleja en buena parte de la oferta ya existente; además, también se exige cada vez mayor inmediatez cuando se trata de cambios de producto.

La logística inversa como aspecto clave para la actividad comercial

Los retailers insisten en que existe una gran problemática en cómo gestionar estas devoluciones porque, aunque los envíos van al lugar de entrega que se decida ¿cómo y dónde se devuelve? ¿Cómo repercute todo esto en los costes?, a largo plazo las devoluciones del eCommerce dejarán de ser 100% gratuitas. Es más, en muchos casos se está barajando la posibilidad de que solo se gratuita la primera devolución, o incluso, se están ofreciendo ofertas y descuentos online a los consumidores que devuelven menos.

Dentro de este contexto, Moinsa quiere sumarse al reto y convertirse en una empresa competitiva, adaptándose a todo tipo de soluciones, siendo consciente de que lo que se necesita es un trabajo de consultoría, ad hoc, más flexible. Los españoles devuelven el 5,43 por 100 de los productos tras sus compras online y eso hace que nuestro país sea el segundo europeo que más devoluciones realiza en marketplaces, por detrás de Alemania, que registra una tasa de devolución de un 6,29 por 100.

Así lo confirman los datos del último estudio presentado por Idealo, donde también se indica que el 41 por 100 de los consumidores españoles comprueba minuciosamente la política de devoluciones de un sitio de comercio electrónico antes de decidir si compra o no.

En lo que a devoluciones se refiere los artículos de moda y accesorios se encuentran entre los segundos más devueltos, (22,71 por 100), a pesar de que su demanda se sitúa en el 11,27 por 100, tal vez por la importancia que tiene ver cómo queda realmente la prenda una vez puesta.

Toda esta compleja situación afecta directamente a la gestión de la logística inversa, que actualmente todavía supone un importante reto en cuanto a los costes e incidencias que genera. Para maximizar el rendimiento de la logística inversa es necesario desarrollar un marco operativo de cara a su análisis, sentar las bases del benchmarking (comparadores) y diseñar las técnicas de seguimiento y medición de logística inversa específica para cada operación.

De esta forma es posible obtener información detallada sobre cada devolución, lo que permitirá controlar los retornos por unidades enviadas y coste por unidad devuelta. Para poner en práctica la medida del progreso de la estrategia de logística inversa se puede comenzar por: Dividir el concepto de logística inversa en áreas. Crear un marco de trabajo para cada una, desglosándola en sus componentes básicos. Por ejemplo, en cuanto a las devoluciones se podría analizar su prevención, procesamiento, restauración y reparación. Definir las metas para cada uno de estos componentes, dentro de cada área.

El Grupo MOINSA, es consciente de las necesidades organizativas que han surgido para las empresas del sector y ya trabaja para afrontar los nuevos retos que ofrece la logística Inversa. Para ello sabe que es fundamental desarrollar una gestión de garantías de origen a través de una trazabilidad total desde la solicitud de recogida del producto hasta la entrada al almacén y posteriormente en todo el flujo de operaciones.

Para María José Domínguez, del equipo marketing de Moinsa, “Los proveedores de soluciones de intralogística nos enfrentamos al reto desarrollar soluciones específicas para solucionar la problemática de la logística inversa a través de un profundo y dedicado trabajo de consultoría: soluciones de manutención, de ingeniería etc”.


Artículos relacionados

Las tendencias de diseño experiencial en el sector retail que vienen para quedarse en la era digital
Digitalización, sostenibilidad y búsqueda de experiencias únicas, tendencias de 2019 en el sector retail
¿Cómo ha cambiado el punto de venta en los últimos años?

~ Revista ~


Prosign - 139
Julio / Agosto 2019

~ Destacado ~

massivit3d.com

White Paper HP

Especial FESPA 2019

Especial Graphispag 2019

Suscripción boletin

Suscripción revista

~ Publicidad ~

www.swissqprint.com

www.rolanddgi.com

www.troteclaser.com

apaexperience.com

www.dhires.com

www.onlineprinters.es

www.tkpi.es

© 2001-2019 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad